Shashlik de Cordero: Un Clásico de la Barbacoa Rusa

Facebook
Twitter
LinkedIn

Continuando con nuestra serie “Recetas de cordero por el mundo”, esta semana viajamos a Rusia para traerte el Shashlik de cordero, una receta tradicional que transforma simples ingredientes en un festín lleno de sabor.

Este plato no solo es un favorito en las reuniones familiares rusas, sino también una excelente manera de disfrutar del cordero en cualquier barbacoa.

Un Vistazo a la Tradición del Shashlik:

El Shashlik, similar a lo que muchos conocen como kebab, es amado por su carne tierna y jugosa y por la simplicidad de su preparación.

Originario de las culturas nómadas de Asia Central, este plato ha encontrado un hogar en las cocinas de toda Rusia y más allá, adaptándose a los gustos locales y las preferencias personales.

Receta: Shashlik de Cordero

Ingredientes:

  • 1 kg de cordero, preferiblemente pierna o paletilla, cortado en cubos de 3 cm
  • 2 cebollas grandes, cortadas en cuartos
  • 3 dientes de ajo, triturados
  • El jugo de 2 limones
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de paprika
  • Sal y pimienta al gusto
  • Ramitas de romero fresco o tomillo (opcional)
  • Rodajas de limón y cebolla fresca para servir

Instrucciones de Elaboración:

  1. Marinar la Carne: En un bol grande, combina el jugo de limón, el vinagre, el aceite, el ajo, el comino, la paprika, la sal y la pimienta. Añade los cubos de cordero y las cebollas, mezcla bien para asegurarte de que toda la carne está cubierta con la marinada. Cubre y deja marinar en el refrigerador durante al menos 4 horas, preferiblemente toda la noche.
  2. Preparar el Shashlik: Ensarta los cubos de cordero y piezas de cebolla en brochetas de metal o de bambú previamente remojadas en agua para evitar que se quemen.
  3. Cocinar: Prepara tu parrilla para fuego medio-alto. Coloca las brochetas sobre la parrilla caliente y cocina, girándolas ocasionalmente, hasta que el cordero esté dorado por fuera y tierno por dentro, aproximadamente 10-12 minutos.
  4. Servir: Sirve el Shashlik caliente directamente de las brochetas o retirado de ellas, acompañado de rodajas de limón fresco y cebolla adicional. El Shashlik de cordero va muy bien con un simple arroz pilaf o ensalada fresca.

El Shashlik de cordero es un ejemplo maravilloso de cómo una receta simple puede ser extraordinariamente deliciosa y perfecta para cualquier ocasión de asado. Te animamos a probar este clásico ruso y a disfrutar de la compañía, la comida y los buenos momentos que inevitablemente traerá a tu mesa.

Otros artículos interesantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 10 =